inici  




18/02/2019. Medición de la Huella de Carbono de Pensions Caixa 30

Medición de la Huella de Carbono de Pensions Caixa 30, F.P.

Huella de Carbono del año 2018

La Huella de Carbono de Pensions Caixa 30, F.P. (en adelante PC30) en el año 2018 (en términos de intensidad, métrica que pondera la emisión de gases de efecto invernadero por las ventas de las compañías que integran el índice de referencia) ha sido de 265,8 tCO2e/M$.

En términos comparativos respecto a 2017 la lectura ha sido un 5,7% superior.

 

El dióxido de carbono equivalente (CO2e) es una medida utilizada internacionalmente para mostrar el efecto de cada uno de los gases con efecto invernadero

Por tipos de activo

La Renta Variable presenta una mejora considerable respecto al año anterior gracias a una distribución geográfica, sectorial y de compañías con menores niveles de emisión.

La Renta Fija muestra un incremento considerable debido principalmente a la Renta Fija Emergente, donde se destaca la emisión de bonos de una compañía concreta sobre la que se está realizando un exhaustivo seguimiento para poder tomar una decisión respecto a su mantenimiento en cartera o a iniciar el proceso de desinversión.

Los mercados alternativos mantienen un nivel de consumo estable respecto del ejercicio anterior. No se incluye la cartera de Private Equity.

Peso en cartera sobre el total de las emisiones

Más del 60% de las emisiones está concentrado en dos tipos de activos, Renta Fija Emergente (53,3%) y Renta Fija High Yield (9,2%).

El peso de estos activos en la cartera representa un 15% del total, siendo un  6,2% la Renta Fija High Yield, mientras que la Renta Fija Emergente, con más de la mitad de las emisiones, representa un 9% del total de la cartera. No incluye la cartera de Private Equity.

¿Qué es la huella de Carbono?

La huella de carbono es una métrica que permite evaluar la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero atribuibles a un producto, un servicio, un proceso o una organización.

En el caso concreto de PC30, se corresponde con la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por el conjunto de acciones que componen la cartera de renta variable del Fondo de Pensiones.

The Montréal Carbon Pledge

Se trata de una iniciativa que promueve la medición de la huella de carbono en las carteras de aquellos inversores que deciden formar parte de la misma.

Dicha iniciativa nace el 25 de septiembre de 2014 en Montreal respaldada por los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas (PRI), con el objetivo de permitir una mejor comprensión de los riesgos y oportunidades que provoca el cambio climático en la industria, así como de tener el compromiso de 3 billones de dólares de fondos comprometidos para la Conferencia del Cambio Climático de Naciones Unidas celebrada en diciembre de 2015 en Paris (COP21). En ella se consiguió llegar a un acuerdo mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con la firma del Compromiso de Montreal, los inversores se comprometen (anualmente) a medir y divulgar públicamente la huella de carbono de sus carteras.

Actualmente, dicha iniciativa cuenta con más de 120 firmantes de Norte América, Europa y Asia Pacífico con un patrimonio conjunto que supera los 10 billones de dólares (entre otros, PGGM, Calpers, Railpen o VicSuper).

¿Por qué es importante?

El Informe Riesgos Globales publicado en 2016 por el Foro Económico Mundial identifica el cambio climático como el riesgo con el mayor impacto económico potencial. Desde que se comenzó a publicar el informe en 2006 es la primera vez que un riesgo medioambiental lidera esta clasificación.

Como consecuencia de la mayor relevancia de este problema, los inversores institucionales a nivel global están trabajando para afrontar este nuevo reto a través de organizaciones como el Institutional Investors Group on Climate Change, iniciativas como el Compromiso de Montreal de Carbono o la firma de los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas (PRI).

¿Por qué es importante para PC30?

Como miembro firmante de los PRI, las cuestiones medioambientales, sociales y de buen gobierno (ASG) están incorporadas en el proceso de inversión de nuestro Fondo de Pensiones. Por tanto, tener una métrica que nos permita determinar el impacto medioambiental de nuestras inversiones nos ayuda a evaluar nuestra cartera con respecto a los compromisos ASG adquiridos como firmantes de los PRI.

El cambio climático supone un riesgo y a la vez una oportunidad para los inversores a largo plazo como PC30. Medir la huella de carbono de nuestro fondo nos permite tener un mayor conocimiento del potencial impacto medioambiental que pudiera tener nuestra cartera.

Podéis consultar las publicacions de años anteriores en los siguientes enlaces:

2015 Medición Huella de Carbono PC30

2016 Medición Huella de Carbono PC30

2017 Medición Huella de Carbono PC30

 

Comisión de Control de PC30 y del Plan de Pensiones de Empleo de CaixaBank.

Barcelona, febrero de 2019.





© Plan de Pensiones de Empleo de CaixaBank         Aviso legal